sábado, 30 de enero de 2010

Se multiplicó en Brasil el interés por el español

Informe anual del Instituto Cervantes

Se multiplicó en Brasil el interés por el español

La cantidad de estudiantes creció cinco veces en tres años y se necesitan más profesores

MADRID (EFE).- La enseñanza del español en Brasil atraviesa "el mejor momento de su historia". Frente al millón de estudiantes de esta lengua que había en 2006, hay ya cinco millones y lo probable es que se siga "avanzando a esa velocidad", aunque aún faltan unos 12.000 profesores para lograrlo.

Los datos correspondientes a Brasil son sin duda los más llamativos del Anuario del Instituto Cervantes 2009 "El español en el mundo", que fue presentado ayer por la directora de la institución, Carmen Caffarel, y por su director académico, Francisco Moreno.

El anuario comenzó a editarse en 1998 para impulsar las investigaciones sobre el español y su papel como lengua de comunicación internacional, y en esta nueva entrega se ofrecen también cifras sobre Rusia, donde hay al menos 20.000 estudiantes de esta lengua, y del Africa subsahariana, que cuenta con más de medio millón de personas que lo aprenden.

Los datos de 2009 dan "muchas alegrías" sobre Brasil, dijo Caffarel. Tras la aprobación en 2005 de la ley que obliga a ofrecer la asignatura de español en los centros públicos de enseñanza media de ese país, varias estadísticas cifran en 2.400.000 los alumnos que estudian esta lengua en ese nivel educativo y estiman que, en la enseñanza primaria, esa cantidad puede ser superior, aunque no se dispone de datos exactos.

Esas cifras del gran país americano "irán creciendo, según todas las previsiones", dijo la directora del Cervantes, institución que cuenta con 74 centros en 44 países.

Si tras la aprobación de la mencionada ley se dijo que hacían falta en Brasil unos 200.000 profesores de esta lengua, la realidad se ha encargado de demostrar que esa cifra era exagerada porque, según el Anuario 2009, serían necesarios "unos 11.000 o 12.000" docentes, que se sumarían a los 7000 actuales.

"Esa cantidad de profesores la puede afrontar el Ministerio de Educación brasileño", destacó Francisco Moreno, si bien los autores del estudio, Pedro Benítez y Alvaro Martínez-Cachero, señalan que las condiciones salariales y las dificultades presupuestarias "pueden ensombrecer" la incorporación de ese profesorado.

También en Rusia

En Rusia, apenas hay estadísticas oficiales, pero el anuario estima que hay "al menos 20.000 estudiantes de español pertenecientes a los distintos niveles educativos".

La fuerza de España como destino turístico y "su atracción como potencia cultural" influyeron en que el número haya aumentado en los últimos años, pero sobre todo el hecho de que en la enseñanza secundaria sea obligatoria la oferta del inglés, alemán, francés y español influye en que esas perspectivas sean halagüeñas.

"Creo que puede ocurrir algo similar a lo de Brasil", añadió Caffarel, para quien también es importante que el español ocupe ya el cuarto puesto como lengua extranjera, "en dura competencia" con el italiano y el chino, mientras que el francés y el alemán "retroceden en sus posiciones".

La expansión del español puede recibir un fuerte impulso en Filipinas, ya que también se va a promulgar una ley similar a la de Brasil, indicó la directora.

En Africa, los altos índices de emigración y las oportunidades laborales que da conocer otro idioma están detrás del interés por aprender español, dice el informe.


Publicado en La Nación de 28 jan. 2010.

Disponível em: <http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1226600&origen=NLCult>

No hay comentarios:

Publicar un comentario